RSS2.0

14 de febrero de 2005

Sobre: Wish you were here LP (I)

Publicado en 1975 y producido por los mismos Pink Floyd, es un homenaje a un antiguo miembro de la banda: Syd Barret (Roger Keith Barret), guitarrista, y que además había puesto el nombre al grupo.

Siguiendo la línea marcada desde el principio con Shine On Your Crazy Diamond, compuesta por Roger Waters, se desarrolla un LP con lo que parecen ?sólo? cinco temas, pero que en realidad podemos distinguir varias partes del primer corte y el último, que tienen el mismo nombre: Shine On Your Crazy Diamond.

Roger Waters dijo una vez que el álbum trata de que ninguno de los miembros estaban allí realmente, y si estaban, lo hacían marginalmente, ya que ninguno quería estar, lo hacían sólo por hábito.

Para entender Wish You Were Here hay que conocer la historia que tiene detrás.

Syd Barret era el guitarrista de la banda, pero en la gira de Inglaterra de The Piper At The Gates Of Dawn en 1967, el guitarrista da demasiados problemas, sobre todo en las actuaciones en directo por sus problemas con las drogas alucinógenas y por una enfermedad mental.

Así que hubo que sustituirlo por David Gilmour, su profesor de guitarra, que además colaboraba con las voces. Después publicarán A Saucerfull Of Secrets, Ummagumma, Meddle y The Dark Side Of The Moon hasta 1973. Pero Roger Waters quería hacerle un homenaje a su amigo Syd, y ve su oportunidad haciendo un disco genial.

Los temas del LP son Shine On Your Crazy Diamond (parts I-V), Welcome To The Machine, Have A Cigar, Wish You Were Here y Shine On Your Crazy Diamond (parts VI-IX). La grabación comenzó en enero del 75, y en las sesiones de grabación recibieron una sorpresa. No lo reconocieron porque hacía años que no sabían nada de él. Syd Barret apareció para darles un emotivo saludo y desearles suerte.

El primer corte de Shine On Your Crazy Diamond comienza con una subida de tono casi inaudible para explotar con suavidad. La letra es corta, pero intensa, y el poderío está en la música.
Aquí dice:

Remember when you were young, you shone like the sun,
shine on your crazy diamond.
Now there's a look in your eyes, like black holes in the sky,
shine on your crazy diamond.


Evidentemente, el tema está dedicado a Syd Barret y sus problemas con los estupefacientes.
Después sigue la letra:


you were caught on the cross fire of childhood and stardom,
blown on the steel breeze.
Come on you target for faraway laughter,
come on you stranger, you legend, you martyr and shine.


Los siguientes temas son Welcome To The Machine y Have A Cigar. El primero comienza lento, con efectos, con guitarras acústicas, pero después va ganando en fuerza. Según Roger Waters, el tema habla sobre "ellos y nosotros". Have A Cigar trata sobre alguien que sucumbe a las presiones de la vida en general y al rock and roll en particular.

Wish You Were Here. Un tema acústico. Un tema corto. Un tema romántico. Puede que mucha gente piense que Wish You Were Here no pega en el disco a no ser por el título. Pero es un lamento por un compañero perdido: Syd Barret. Nadie puede negar que Wish You Were Here es una balada que te llega a lo más hondo, y si entiendes la letra, puede que se te caiga alguna lágrima recordando a los que ya no están. En el tema también se pueden escuchar unas risas.

Por último, las partes VI a IX de Shine On Your Crazy Diamond concluyen lo que antes se había empezado en sintonía con el tema anterior.


13 de febrero de 2005

Mi colección de: Led Zeppelin

II
Portada VG+ ; Vinilo VG++


12 de febrero de 2005

Mi colección de: Pink Floyd



create your own

Wish You Were Here
Portada VG++ ; Vinilo VG++

The Dark Side Of The Moon
Portada VG+ ; Vinilo M-

Atom Heart Mother
Portada G ; Vinilo VG+


Presentación

Me he animado por fin a crear una pequeña página para mostrar mis aficiones a quien le interese. No pretendo crear un weblog popular ni de culto, solamente pretendo recordar algunas obras de arte que, si bien tuvieron su tiempo de fama, caen poco a poco en el olvido.

Un poco del tiempo libre que tengo lo dedico, como todo el mundo, a escuchar música. Pero la afición por las personas sobre las que escribiré este weblog me viene de pequeño, desde la primera vez que escuché "Wish you were here" en el ático de la casa de mi tío. El sonido provenía de un vinilo y es la música más cálida que mi mente puede recordar. Ahora los colecciono al borde de la obsesión.

Por supuesto también escucho música más actual, y visito conciertos. Eso también tiene hueco en este weblog.

Finalizadas las presentaciones, sois libres de vagar por aquí.