RSS2.0

23 de octubre de 2005

Sopa de Letras

Así se llamaba la tienda donde empecé a comprar juegos de rol y demás material. El propietario se llamaba Manolo, siempre le llamamos Manolo el Calvo, aunque no era calvo =P sólo se afeitaba la cabeza y se dejaba la perilla de chivo =)

Pasé muy buenos ratos allí, y él siempre nos trató bien, más que el vendedor, era nuestro amigo. Murió el Lunes pasado, después de luchar mucho tiempo contra un cáncer de pulmón, y quería dedicarle aunque sólo fuese un post aquí. No es que me enseñase el mundo de la música (siempre tenía puesto Burzum, In Flames,...), ni el del rol, porque no era el más aficionado. Sólamente era alguien que había cogido las riendas de su vida por sí sólo y se labró un futuro para sí mismo y su familia, éste post también va a dedicado a ellos, porque perder a alguien tan joven siempre es duro.

Sacaste una mala tirada en Salud, pero una grande en Amigos ;)

Y como no creo que le gustase el plan melancólico anterior, voy a contar una de las miles de anécdotas:

Habíamos ido a comprar y estaba él sólo en la tienda, con su hijo Aníbal, que justo sabía andar para trastear y romper cosas. Mientras nos atendía y charlaba con nosotros, dejamos una bolsa en el suelo... cosa que aprovechó el pequeño Aníbal (que nombre más bien puesto) para recoger la bolsa con suma inocencia y tranquilidad, mantenerla con la mano izquierda, irse hacia la caja registradora, aporrearla... hasta que consiguió abrirla y empezar a meter dinero en su bolsa xDDD


1 comentario:

RM dijo...

Joder, qué mala noticia. Yo creía que se estaba recuperando.

Descansa en paz, Manolo.